¿Qué problemas se generan después del embarazo y cómo solucionarlos?

gimnasia hipopresiva en Sant Andreu

PROBLEMAS FÍSICOS DESPUÉS DEL EMBARAZO

El embarazo es una de las etapas más bonitas que como mujer puedes experimentar. Sin embargo, no todo son ventajas y puede que tras a dar tu cuerpo note unos cambios hormonales y psicológicos variados. Con la llegada de tu bebé al mundo, tendrás un nuevo cambio hormonal. Este cambio provoca un enorme cansancio psicológico que puede traer como una consecuencia una depresión posparto.

El cansancio también se manifiesta a otros niveles. Puede que sientas que no tienes fuerzas e incluso moverte de un sitio a otro o levantarte del sillón pueda suponerte un auténtico calvario. La tensión baja, el dolor de cabeza, el abatimiento emocional e incluso algunos despistes son otros problemas generados tras un embarazo.

El estreñimiento y las hemorroides son otra consecuencia de este proceso que puedes tener como mujer. Debido al gran esfuerzo que has podido hacer o que pronto realizarás durante el parto, tu vientre podría verse afectado y es algo muy frecuente en mamás primerizas. Además, ya de por sí tendrás un aumento de volumen sanguíneo que es inevitable en las embarazas, así que el estreñimiento y la incontinencia urinaria es otra enfermedad que como madre podrías sufrir.

Volviendo al tema del sueño es posible que estés muy cansada y agotada, pero al mismo tiempo no puedas conciliar el sueño. Tu bebé recién nacido te demandará lactancia materna durante casi toda la noche y, además, tú no te habrás adaptado del todo a tu nuevo estilo de vida y te podría costar pillar la postura en la cama. Esto es así porque las hemorroides y los puntos tras el nacimiento de tu bebé pueden provocar una incomodidad general.

Otra cuestión que suscita mucho interés entre la gran mayoría de las mamás es el estado de la barriga o de la zona abdominal. Pues bien, debes saber que se trata de una especie de bolsa vacía que tardará en volver a su estado natural. Para su correcta recuperación siempre es apropiado que te lo tomes con calma, ya que lo que marca la sociedad de "mamás perfectas" tras dar a luz es imposible.

Sigue leyendo para descubrir cómo. Se trata de dos tipos de ejercicios, que combinados, van a contribuir a tu perfecta recuperación: gimnasia abdominal hipopresiva y ejercicios de tonificación para ganar en masa muscular y fuerza.

Gimnasia hipopresiva

Son ejercicios que consiguen aumentar el tono en la zona abdominal . Es un tipo de gimnasia que suele realizarse en grupos de mujeres que acaban de ser madres, para gozar de salud y diversión. El gran beneficio que aporta realizar esta actividad es mejorar el suelo pélvico para reducir tu cintura. Además, los problemas de hemorroides y las ganas constantes de orinar también pueden verse solucionados con este tipo de gimnasia innovadora.

Los ejercicios hipopresivos se basan en el control de la respiración para abrir el diafragma. Con este sencillo ejercicio, tu útero, tu vejiga y tus intestinos notarán un cambio para mejor. De esta forma, podrás sentirte muy activa y tu ombligo se desplazará hacia arriba, reparándose de los daños ocasionados tras el alumbramiento. Una última ventaja es la colocación de la espalda. Como has descubierto antes, quedarás dolorida tras el parto y la técnica hipopresiva servirá de reparación para tu cuerpo.

Ejercicios de tonificación

Es un tipo de trabajo con un objetivo parecido al anterior, pero que se consigue de una manera distinta. Con esos ejercicios tonificarás y reforzarás los músculos. Como el anterior, son ejercicios que deben hacerse de manera tranquila y pausada, e ir progresando paulatinamente en intensidad, para seguir mejorando sin quedarse estancada.

Este entrenamiento también se puede acompañar de ejercicio físico, siempre y cuando lo autorice tu ginecólogo. Si bien es cierto que tu estado y tus sensaciones las conoces tú mejor que nadie, no olvides pedirle consejo a tu ginecólogo para que te dé el visto bueno para empezar.

Llegamos al final de este artículo y, esperamos, que te haya servido de aprendizaje de cara a tu embarazo y para recuperar la forma.

Llegamos al final de este artículo y, esperamos, que te haya servido de aprendizaje de cara a tu embarazo y para recuperar la forma.